Quiero agradecer a Dios por permitirme ser su instrumento y juntos poder sanar a las personas. En estas fotos doy a conocer, algunos de mis trabajos donde ya se ve al paciente recuperado, motivo para darles seguridad y puedan ver reflejados en esos rostros, el gran trabajo realizado con la ayuda de mi equipo de trabajo y sobre todo con Dios.